Whast APP

Envianos mensaje por waths

Facebook

Visitanos en la red social

Contacto

Envíanos un correo

Ubicacion

Ver ubicación en el mapa.

Una cabina de pintura es un lugar cerrado y bien sellado en la que se origina el ambiente ideal para realizar un repintado de calidad. Esto se debe a que hace posible llevar a cabo las diferentes aplicaciones libres de impurezas. Es un elemento que hace posible que el pintor trabaje en unas condiciones controladas y no vea perjudicada su salud. Además, hace del taller un lugar más sostenible, al retener la gran mayoría de compuestos orgánicos y partículas de pintura.

Ventajas de usar cabinas de pintura

  • Las ventajas de disponer de una cabina de pintura en el taller de chapa y pintura son:
  • Originar el ambiente adecuado para aplicar los productos del repintado
  • Hace que el pintor trabaje en unas condiciones controladas, lo que reduce los riesgos laborales
  • Disminuir el tiempo de secado
  • Al retener la gran mayoría de compuestos orgánicos y partículas de pintura contribuye a reducir el impacto medioambiental del taller

Una vez que has visto las ventajas de usar cabinas de pintura durante el repintado del vehículo, te vamos a explicar la importancia de usarlas en la fase de pintado y en la fase de secado.

Fase de pintado

Una de las funciones de las cabinas de pintura durante la fase de pintado del vehículo es eliminar las principales impurezas. Esto se consigue gracias a que el aire circula desde el techo hacia el suelo. Gracias a esta circulación forzada de aire vertical y hacia abajo se arrastran los restos de pulverización aerográfica. Este aire se toma del exterior y se hace pasar por un filtro para hacer desaparecer las impurezas. Posteriormente se puede calentar el aire mediante una caldera y un intercambiador que aumenta su temperatura hasta el punto óptimo de aplicación.

Según el tipo de pintura, matriz de aplicación y destino de la pieza tratada se establecerán unos cirterios u otros de temperatura, humedad y velocidad de aire. Esto depende de las condiciones que recomiendan los fabricantes de pintura. La mayoría de las aplicaciones y productos se pueden aplicar en una temperatura de entre 22ºC y 26ºC y una humedad relativa de entre un 40% y un 60%. Eso sí, puede haber restricciones particulares.

Por el suelo enrejado de las cabinas de pintura es por donde sale el aire interior. Debajo de estas rejillas se encuentran los filtros que retienen los restos de la pintura en suspensión. Debido a que estos filtros solo retienen la pintura sólida, estas pueden contar con un sistema de filtración de vapores orgánicos (filtros de carbón activo). Estos filtros retienen los compuestos orgánicos  y los disolventes de la pintura.

El sistema de iluminación es otro elemento importante de la cabina. Para desarrollar un buen trabajo de repintado, este sistema tiene que proporcionar la calidad y cantidad de luz necesaria. Gracias a la calidad de la luz, se consigue una reproducción cromática con un espectro de luz lo más parecido a los patrones de luz diurna.

Servicios

Chapa

Terminaciones